Uno los principales atractivos que mejor definen a Chiprana es el conocido “Mar de Aragón”, embalse construido sobre el cauce del río Ebro a un kilómetro del casco urbano de Chiprana.


Con una superficie de 7540 ha. De lámina de agua es el embalse más extenso de Aragón, sus dimensiones: 110km de longitud, hasta 60m de profundidad y 500km de recortadísimas costas de playas y acantilados, sorprenden en un paisaje reseco y estepario.

El paisaje presenta claros contrastes y en sus orillas existe gran variedad, que va desde los olivos y pinares y matorrales hasta el paisaje más desértico. En algunos casos, las distancias de orilla a orilla superan el kilómetro. 

El deporte más practicado sin lugar a dudas es la pesca, que atrae a miles de visitantes procedentes de cualquier parte del mundo, para los pescadores es un auténtico paraíso. Se celebran campeonatos tanto a nivel provincial, nacional como internacional.

Las especies preferidas para los pescadores son el Sirulo y el Black Bass 
Existen otras especies pescables de atracción como la Carpa, Lucioperca, Alburno, Madrilla, Barbo, Lucio, Perca Europea y Perca Sol, entre otros. 

La náutica también tiene un papel importante para este deporte, por ello Chiprana cuenta con una rampa y un embarcadero en la zona conocida como La Barca, y nos introduce en las zonas de pesca del Sirulo y Lucioperca.